Connect with us


Reportajes

Efecto venezolano y acercamientos a la OCDE

El ministro de Relaciones Exteriores del Perú informó a la prensa extranjera sobre las reuniones que sostuvo en la OEA y sus apreciaciones de la situación de Venezuela.

Publicado

en

En la 49 Reunión de la Asamblea General de la OEA, realizada en Medellín, se discutieron temas como la lucha contra la corrupción, en la que Perú planteó —en el Grupo de Seguimiento de las Cumbres de las Américas— la plataforma virtual creada para darle continuidad al Compromiso de Lima que se aprobó en la VIII Cumbre de las Américas, en Lima el año pasado.

Asimismo, se debatió el caso venezolano, cuya crisis económica, política, social y humanitaria es generada por el gobierno ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro. Se expuso el impacto de la migración, no solamente en los países del área, sino en todos los de la región. “Es un tema regional con un impacto global. Y debo hacer mención de que las capacidades nacionales de los países están desbordadas. Perú ya cuenta con 850,000 venezolanos en su territorio. Nuestro país ha sido sumamente solidario y lo sigue siendo”, sostuvo el canciller.

Destacó la visa humanitaria, a la que calificó como muy positiva para el migrante venezolano “porque al llegar al Perú automáticamente tiene un Carné de Extranjería, que le permite trabajar de manera formal, ya sea dependiente o independiente, y también acceder al sistema crediticio nacional y al de salud”.

Desigualdad en soporte internacional

De acuerdo a cifras de la ONU, el éxodo venezolano —que data del año 2015— supera las cuatro millones de personas, y no está lejano al generado por la crisis siria, que hasta el momento llega a seis millones.

Existe un desbalance en la misión de la comunidad internacional en términos de cooperación en América Latina; básicamente en Sudamérica, en países como Colombia, Ecuador, Perú y Chile, que son los que más han recibido migración venezolana.

El ministro precisó que de un monto de 735 millones de dólares —establecido para el presente año— solo se ha recaudado el 21 % (152 millones de dólares). “Comparativamente, la cifra otorgada para la migración siria ha sido hasta el momento de 33,000 millones de dólares.

Lo que se tiene que hacer es presionar a nivel de nuestro Proceso de Quito —que es de carácter sudamericano— para dar la connotación regional y seguir llevándolo al sistema de las Naciones Unidas”, puntualizó el diplomático peruano.

Según el informe que presentó el Grupo de Trabajo de la OEA, si no cambia la situación de Venezuela, la proyección es tener hacia el 2020- 2021 entre 7.2 y ocho millones de migrantes. Eso superaría la crisis siria.

 

Buscando soluciones

En el contexto del Grupo de Lima, se estableció una conferencia internacional por la democracia, realizada a inicios de agosto en la capital peruana. A ella se convocó a cien países a nivel de cancilleres o sus representantes. La invitación incluyó a las naciones cercanas al presidente Nicolás Maduro, como Cuba, China, Rusia, Turquía, Uruguay, Bolivia. “Todos coincidimos —el Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto— en que lo importante es que se celebren elecciones libres y justas, pero adicionalmente tenemos que examinar la crisis humanitaria, su impacto a nivel regional y global, y cómo podemos ayudar a todos los países de acogida”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores.

Agregó que se está trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo sobre la recuperación económica de Venezuela.

Con respecto al tema de Nicaragua, el canciller Popolizio indicó que se hizo notar la preocupación sobre lo que está ocurriendo en términos de violación de los derechos humanos, y consideró que es necesario retomar el proceso de diálogo.

“Se puso un acento especial en que dichos actos ya configuran un aspecto de deterioro de la democracia, que puede estar en el Art.20 de la Carta Interamericana por la Democracia”, remarcó.

¿Próximo año en la OCDE?

Todos los países que deseen ser parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) —como el Perú— tienen que ser aprobados por consenso por los Estados miembros.

El ministro explicó las dificultades que existen dentro de la OCDE. “Lo que ha ocurrido es que hay una propuesta del secretario general, Ángel Gurría, para ingresos individuales de países, estableciendo los plazos para hacerse estas invitaciones. Estuve presente en la última reunión ministerial en París y hablamos con los Estados miembros y la conclusión es la siguiente: hay una divergencia de posiciones entre la modalidad que desea EE. UU. y la de la

Unión Europea (UE)”, anotó.

Detalló que EE. UU. Propone que ingresen países individuales de acuerdo a un plazo que se convenga, mientras que la posición de la UE es que si entran países latinoamericanos (en la lista se encuentran Argentina, Brasil y Perú) deben ingresar en paridad con los países europeos (Bulgaria, Croacia y Rumanía). “Nosotros tenemos el respaldo de EE. UU. y de todos los países miembros de la OCDE”, afirmó.

Esta modalidad de invitación debió destrabarse en la reunión de Osaka, que se realizó en mayo último. Sin embargo, el ministro mostró su esperanza de que en setiembre puedan llegar a un consenso sobre este proceso.

La invitación cumple, asimismo, toda una hoja de ruta. “Hay una serie de requisitos, que en el caso de Colombia —que acaba de ingresar— le tomó un poco más de cinco años cumplir”, señaló.

El canciller detalló que, por ejemplo, Costa Rica lleva cerca de cinco años y todavía no ingresa como miembro pleno. “Es decir, hay que hacer la tarea de entrar a la OCDE sin haber sido invitado, por lo que el Estado tiene la labor permanente de desarrollar todos los comités con los que cuenta el organismo —que son 245—, y que después de eso ingresemos a aquellos que sean fundamentales para cumplir con los requisitos de la hoja de ruta, una vez que sea invitado”. Finalmente expresó su optimismo en que el Perú sea invitado el próximo año.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos