Connect with us


Actualidad

Argentina extiende sus restricciones en algunas zonas del país por la COVID-19

La situación es crítica en varias provincias, por lo que mantienen el aislamiento social y el uso exclusivo del transporte público para los trabajadores de la primera necesidad.

Publicado

en

Foto: AFP

Luego de pasar el millón de contagiados de COVID-19 y casi 30 000 fallecidos, Argentina inició desde este lunes una nueva extensión de sus medidas para frenar el nuevo coronavirus, que circula todavía entre la nueva normalidad de Buenos Aires y la delicada situación que viven algunas de las provincias del país.

Hace meses, la ciudad de Buenos Aires y su populosa área metropolitana (AMBA), la zona más poblada y motor económico del país, era el principal foco de transmisión viral, con una cifra de contagios que representaba más del 90 % del total, una tendencia que se revirtió y ahora preocupa la situación de provincias como Córdoba y Santa Fe (centro), mientras que la curva en la capital comienza a descender.

La nueva extensión de las restricciones, que el presidente Alberto Fernández anunció, se mantendrá, por lo menos, hasta el próximo 8 de noviembre, y mantiene la diferencia entre zonas afectadas por las medidas de distanciamiento obligatorio y las de aislamiento obligatorio.

En aislamiento siguen el AMBA y algunas poblaciones de las provincias de Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luís, Santa Cruz, Santa Fe, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán.

En estos lugares se mantienen medidas como el uso exclusivo del transporte público para los trabajadores considerados esenciales o la necesidad de aprobar protocolos de higiene y sanitarios para la reapertura de actividades económicas, mientras que las reuniones sociales se reservan a los espacios abiertos.

La ciudad de Buenos Aires mantiene el plan de reapertura económica de los últimos meses, en los que la curva de contagios se mantuvo estable y comenzó su descenso. Por ello, en esta nueva etapa contempla el retorno presencial para los alumnos de algunos cursos, la habilitación de actividades universitarias y de investigación y la apertura de museos.

Los locales gastronómicos podrán atender a clientes en el interior (hasta ahora solo en las terrazas), los gimnasios y centros de danza podrán abrir con cupos limitados y las actividades religiosas podrán concentrar a 20 personas en el interior y otras 20 al aire libre.

En los próximos días se terminarán de decidir los protocolos y normativas para actividades como el turismo, que contempla que se abrirán las fronteras por aire y por mar con los países limítrofes de cara a la cercana campaña veraniega, que comienza en diciembre.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos