Connect with us


Actualidad

Colombia y Perú: Cooperación bilateral fructífera

Ambas naciones trabajan constantemente para promover el desarrollo de sus comunidades. Los intercambios comerciales han contribuido notablemente en dicha tarea.

Publicado

en

 

La revista EMBAJADOR conversó con el embajador peruano en Colombia, Ignacio Higueras, quien nos comentó sobre el buen momento de las relaciones entre ambos países y la agenda que se promueve en los gabinetes binacionales para los meses siguientes.

 

¿Qué prioridades se ha planteado como embajador del Perú en Colombia?

La primera prioridad, diría yo, es mantener el nivel de las relaciones tal como están y mejorarlas. Eso significa trabajar en varios frentes, como el político-diplomático. La labor principal en la Embajada es hacerle seguimiento junto con los ministerios colombianos, la Cancillería colombiana y peruana, y todos los sectores que estén involucrados en esa relación.

 

¿Cuáles considera que son los sectores potenciales de la cooperación? ¿A cuánto asciende este intercambio?

Lo más importante que nos interesa trabajar, y que ya lo estamos haciendo, es potenciar la industria de manera conjunta. Recientemente hubo un intercambio de misiones para ver productos que nos beneficien mutuamente, como el café y el cultivo de la papa.

También intercambiamos minerales, alimentos y cosméticos, entre otros. Hay un gran trabajo económico-comercial, lo que significa que existen grandes empresas peruanas que han invertido en Colombia.

Y eso es muy interesante. Respecto a las cifras, la balanza comercial del 2018 fue de 2,350 millones de dólares, inclinándose más a favor de Colombia. Sin embargo, considero que aún estamos en expansión y nos interesa mucho seguir creciendo, utilizando los mecanismos que nos da la zona de libre comercio de la Comunidad Andina, al igual que la de la Alianza del Pacífico, que estamos también consolidando.

 

¿Qué es lo que más resalta de los gabinetes binacionales?

El gabinete en sí es el resumen de la relación bilateral y tiene cinco ejes temáticos: el social y de gobernabilidad, en el que están los temas de educación y salud; el ambiental, que creamos en el último encuentro; el económico-comercial; el de seguridad y defensa; y el de la frontera, tema prioritario para ambos países.

Lo que buscamos en las reuniones es definir la agenda que viene y que estos equipos, que son de todos los ministerios de cada país, trabajen juntos. En dicho marco, resaltaría el Gabinete de Cartagena, que fue el cuarto del 2018, por la larga lista de proyectos que desarrollamos.

 

¿Cómo evalúa la lucha contra el narcotráfico y la minería ilegal?

Son dos temas que están en el eje cuatro del Gabinete Binacional. Ahí tenemos una convención anual mixta, con relación al tema de drogas y minería ilegal. Naturalmente nos gusta decir que toda la agenda que tenemos es positiva; sin embargo, hay temas más complejos, que están vinculados a la seguridad, y que estamos enfrentando también de manera conjunta.

En el caso de la cooperación militar-policial, tiene que ver con las posiciones que ambos países adoptamos y con mecanismos multilaterales.

 

Respecto al trabajo limítrofe, ¿qué acciones están realizando en apoyo a la población fronteriza?

Hasta hace un año teníamos una agenda común en la frontera, pero trabajábamos con presupuesto de cada país. Actualmente estamos ejecutando el Fondo Binacional para el Desarrollo de la Frontera, el cual está conformado por recursos que ambas naciones depositan anualmente, lo que nos permitirá desarrollar programas que beneficien a las comunidades.

Este año hemos comenzado por dos proyectos sociales y económicos. Queremos que productos como el cacao se puedan potenciar en la zona, además de promover también el desarrollo de las comunidades.

Otro proyecto es la jornada binacional de atención fronteriza, que se hace cada año en Putumayo, en el que las plataformas recorren atendiendo a las poblaciones en ambos lados, en temas de educación, salud e identificación, entre otros aspectos.

 

Sobre la migración venezolana, ¿qué posiciones han adoptado ambas naciones?

El problema de la migración venezolana es un tema que está en la agenda tanto de Perú como de Colombia, y los dos han sido muy explícitos al poner sus posiciones sobre lo que está pasando.

Ustedes saben que hay 1.4 millones de venezolanos en Colombia y en el Perú un promedio de 850,000. Obviamente este es un movimiento migratorio jamás antes visto en la región. Por lo tanto, requiere una atención de los gobiernos, que se está dando. Hay una posición de aceptarlos y brindarles todo lo que se pueda. La respuesta es muy solidaria.

 

¿Qué hechos resalta de su carrera diplomática?

Creo que de todos han sido satisfactorios desde el punto de vista profesional. Cuando estuve en Bruselas trabajamos en la Cumbre América Latina y la Unión Europea, en el 2008, y los resultados fueron muy positivos. También lanzamos, en ese momento, las concesiones a los Juegos Multipartes entre la UE, Perú y Colombia. Antes de venir a Colombia, estuve a cargo de la Alianza del Pacífico y de la Comunidad Andina. Ahora, como jefe de misión, hay una agenda más completa.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos