Connect with us


Actualidad

Ecuador: “Tenemos proyectos ambiciosos con Perú”

Publicado

en

El diplomático destaca el excelente nivel de las relaciones bilaterales y la efectividad de los gabinetes binacionales. Revela proyectos muy ambiciosos, como la utilización del nuestro oleoducto y la interconexión eléctrica bajo la ecuación “ganar-ganar”.

En 1998 Perú y Ecuador firmaron un Acuerdo de Paz en Brasilia, cerrando décadas de animadversión entre los gobiernos. ¿Cree usted que los pueblos peruano y ecuatoriano han superado ese rencor histórico?
Absolutamente. Estoy convencido de que los pueblos y los gobiernos han tenido la madurez suficiente como para dar vuelta a la página. Y eso se evidencia en el día a día, se pone de manifiesto en el excelente nivel de las relaciones bilaterales en los diez gabinetes binacionales que hemos tenido y en los múltiples proyectos de cooperación que están en curso. Además hay beneficios reales para las poblaciones de frontera, como en la atención médica, por citar un ejemplo: Ecuador atendió a más de 25,000 ciudadanos peruanos en los hospitales peruanos de manera gratuita. De igual manera hay más de mil escolares peruanos que estudian en colegios ecuatorianos, y hemos llevado adelante una serie de iniciativas para fortalecer las becas binacionales.
Todo esto configura un panorama muy positivo, que surge gracias precisamente al entendimiento y la firma de los acuerdos de paz. Y en lo que tiene que ver con el lado comercial, que es vital, después de la firma de los acuerdos de paz prácticamente el comercio bilateral se multiplica en 1,000%.
En este momento hay muchísimas empresas ecuatorianas en el Perú y muchísimas empresas peruanas invirtiendo y trabajando en el Ecuador. Tenemos exportaciones ecuatorianas al Perú por un valor de 384 millones de dólares, e importaciones por 227 millones de dólares.

¿Cuál es el estado de las relaciones peruano-ecuatorianas?
Yo destaco la visita, semanas atrás, que efectuó el presidente Lenin Moreno al presidente Pedro Pablo Kuczynski. El hecho de que el nuevo mandatario ecuatoriano haya priorizado dentro de la política exterior a los dos países limítrofes marca precisamente la importancia gravitante que tiene el Perú para el Ecuador, por los vínculos históricos, económicos, comerciales, incluso turísticos.
En la zona de frontera teníamos pistas y puentes precarios. Hoy contamos con excelentes carreteras que nos permiten interconexiones rápidas —a los dos lados de la frontera— y eso ha significado que los turistas ecuatorianos sean el segundo grupo más importante para el Perú, superando los 300,000 turistas.
De igual manera, los turistas peruanos son el tercer grupo más importante para el Ecuador, en el orden de los 230,000 turistas.

¿Cuál ha sido la contribución efectiva para el desarrollo de los gabinetes binacionales? ¿Funcionan?
Absolutamente, y fuera de declaraciones rimbombantes, han ayudado a profundizar las buenas relaciones. Gracias a los gabinetes binacionales hemos logrado, por ejemplo, reducir el costo de las comunicaciones por vía celular en las poblaciones de frontera. Era inadmisible que cruzando de Huaquillas a Aguas Verdes, separados menos de un kilómetro, paguemos con un roaming internacional normal. Gracias a los acuerdos binacionales se han reducido. Otro logro puntual, específico, como resultado de los gabinetes binacionales, es la provisión de energía eléctrica recíprocamente entre los países. Le doy un ejemplo: podía haber una población peruana que estaba alejada de las redes de distribución eléctrica y al frente tenía un poblado ecuatoriano que, tendiendo un cable de cien metros, podía proporcionarle electricidad.
Eso se ha dado. Hay varios pueblos ecuatorianos que reciben electricidad peruana y viceversa. Eso habla de la complementariedad, de la primacía de la ecuación “ganar-ganar”. En lugar de que uno de los países tenga que hacer un tendido eléctrico de centenas de kilómetros para llegar a un pueblo, pido al que está más cerca y hacemos una cooperación más efi-gaciente que beneficie a los estados y a las poblaciones.
Le doy otro ejemplo, el altísimo nivel de cooperación, a nivel de las Fuerzas Armadas: estamos desminando conjuntamente las zonas en donde antes hubo conflictos y quedaron minas antipersonales. Hemos presentado en Naciones Unidas a este equipo binacional en el que soldados peruanos y ecuatorianos trabajan hombro a hombro para desminar estas zonas de frontera.

¿Qué proyectos grandes se espera culminar entre los dos países?
Tenemos proyectos muy ambiciosos. En primer lugar, el uso del oleoducto norperuano para transportar petróleo ecuatoriano. Igualmente es una muestra de la gran confianza que existe entre los dos países y de la primacía de la ecuación “ganar-ganar”. En este momento el oleoducto norperuano, a decir de las autoridades peruanas, no funciona en su máxima capaci-dad; a su vez, a pocos kilómetros hay yacimientos de petróleo ecuatoriano que necesitan un transporte hacia el mar para ser procesado en las refinerías correspondientes. Entonces, en lugar de que en el Ecuador se construya un oleoducto paralelo de centenares de kilómetros, simplemente podemos pasar una tubería de 30 o 40 kilómetros que empate con el oleoducto norperuano.
Gana el Ecuador en el ahorro de la construcción de un oleoducto y gana el Perú, porque ese transporte va a ser pagado. Esperemos que se concrete pronto.
El otro proyecto que es absolutamente vital es el de la interconexión eléctrica. Las catástrofes nos afectan por igual y debemos estar preparados para tener un “plan b” de provisión de energía eléctrica. Este es un gran proyecto para garantizar energía más barata, lo que hará más competitivos nuestros productos que requieren de ese insumo para su elaboración.

¿Cuál cree que han sido las expresiones más altas de la amistad peruano-ecuatoriana?
Hay muchísimos ejemplos. Yo me quedo con el saludo que por primera vez se dieron los combatientes de 1941, algo impensable. Es decir, personas que estuvieron enfrentadas y deciden dar una muestra de la nueva hermandad que vivimos, de perdonar, que es vital para relanzar las relaciones.
Hemos tenido también un encuentro de los combatientes de 1995, y a eso súmele las muestras palpables de la confianza que podemos verificar a nivel de fuerzas armadas: por primera vez en la historia tenemos estudiantes e instructores ecuatorianos en las escuelas militares en el Perú y viceversa.
De hecho, el eje de la seguridad y defensa es el que mejor ha funcionado; tienen un plan operativo anual que se ejecuta escrupulosamente y es realmente un ejemplo para el resto de ejes en la relación bilateral.

Perú y Ecuador mostraron sus diferencias por la construcción de un muro como parte del proyecto Parque Lineal de Huaquillas. ¿Ha sido superada la controversia?
Todavía estamos en conversaciones. Quisiera destacar que se trata efectivamente de un parque. Lamentablemente la asociación de un muro entre EE.UU. y México con este falso muro no ha sido de lo más feliz. Hay un parque ya instalado con árboles, juegos mecánicos y que va a estar disponible para los ciudadanos de los dos países. Quizás ahora, con una visión parcial, puedo ser distorsionado, pero definitivamente es un parque que nos va a unir, que va agregar dignidad a una zona en donde había barracones, informalidad y contaminación.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos