Connect with us


Reportajes

“El Perú necesita mejorar la oferta exportable”

El especialista Carlos Aquino nos detalla la importancia que tienen los acuerdos nacionales con los países asiáticos.

Publicado

en

La revista EMBAJADOR conversó con el director del Grupo Asia y profesor de Economía Internacional y Asiática de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Carlos Aquino, quien destaca la situación actual de las alianzas bilaterales y lo que aún se debe mejorar para continuar con el crecimiento del Perú y Asia.

 ¿Cómo son las relaciones peruano-asiáticas?

Las relaciones del Perú con Asia son cada vez más fuertes. Si uno mira las estadísticas del año 2007, prácticamente el 44% de todo lo que el país vende al mundo va dirigido a Asia —en exportaciones de bienes— y casi el 27% va a China, seguido por Japón. Lo interesante es la presencia cada vez más notoria de la India en los últimos años, debido a que es —junto al Gigante Asiático— uno de los mayores compradores de oro en el mundo.

En años anteriores nosotros vendíamos mucho oro a los suizos y ellos después lo hacían con los indios. Esto ha cambiado, y es desde Perú que se vende directamente a la India. Por ello se ha convertido en el quinto o sexto país más importante para nosotros.

¿Cuál es la otra industria que nos une con el país asiático?

No es solo el tema de comercio; en el tema de inversión minera, como bien sabemos, China está incrementándose. Pero también hay intereses del país asiático en otros sectores. Por ejemplo, en la hidroeléctrica Chaglla parece que hay unos problemas en cuanto a la posible compra de esta central eléctrica por China; pero ellos han invertido con otra empresa peruana para tratar los ríos de la selva, hacerlos navegables. Y así el interés en China va a ser cada vez mayor.

¿Qué se necesita para continuar mejorando nuestras alianzas bilaterales?

Falta que aprovechemos más esa relación. Si bien es cierto que Asia es el mayor socio comercial, si uno ve prácticamente el 96% o 97% de todo lo que vendemos a ese continente son materias primas. Estamos hablando principalmente de minerales como cobre, hierro, plomo. También tenemos harina de pescado, algo de petróleo y gas natural.

Entonces a Asia no solo debemos aprovecharlo como un lugar para vender materias primas, que ellos utilizan para hacer productos, sino como un lugar para vender productos para subyacentes consumidores.

¿Cuál es la situación actual del mercado asiático?

El poder de los asiáticos es cada vez mayor. Obviamente eso —desde hace años— era para Japón y también para Corea, pero lo es en forma más creciente para China. La oportunidad en el mercado asiático es inmensa, el problema es que no tenemos oferta exportable. Recién en los últimos años está ingresando algo de espárragos, mango, y uva.

Por ejemplo, Chile no solo le vende productos industriales, sino también vino, frutas, madera y una serie de cosas más. Sin embargo, Perú tiene muchísimas más posibilidades. Lo que falta, en realidad, es aumentar la oferta exportable y saber comerciar con los asiáticos. Recientemente salió un informe que señala que existen 45 empresas chilenas instaladas haciendo negocio con China, mientras que del Perú solo hay dos. Brasil cuenta también con dos y Argentina con tres.

¿Asia sigue siendo un continente lejano para los peruanos? ¿Cómo conocernos más?

Geográficamente sí. Pero, en verdad, viendo la relación comercial también es aún lejano. Creo que se necesita mayor conocimiento. Primero que se vayan más jóvenes a estudiar a Asia. Muchos se van a Estados Unidos o Europa; sin embargo, deberían de ir a la ora región, porque es la que más está creciendo.

Segundo, nuestras empresas se deben interesar más por Asia. ¿Cómo hacerlo? A través de que más compañías peruanas participen en las cámaras internacionales de comercio, como las cámaras de Comercio Perú-China, Perú-Corea y Perú-Japón.

Si bien es cierto que el Gobierno ha hecho una gran tarea suscribiendo tratados de libre comercio —y abriendo así cada vez más oficinas comerciales— aún falta una mayor presencia del sector privado para aprovechar dichos tratados.

¿Cómo impulsar el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica?

El 8 de marzo se ha firmado el TPP entre once países. Este tratado es el acuerdo de acción transpacífico que se firmó en febrero del 2016 con Estados Unidos, país impulsor de esta iniciativa. La alianza es la más completa en el mundo porque prácticamente incluye a todos los sectores.

En todos los TLC que Perú ha suscrito —por ejemplo con Japón y China— siempre hay sectores que se excluyen, algún sector se liberaliza totalmente o a medias. Pero este TPP liberaliza absolutamente a todos.

¿Cuál es la situación actual del TPP?

Cuando ingresó Donald Trump, en enero del año pasado, lo primero que hizo fue retirar a Estados Unidos. No es tan grande el nuevo acuerdo como el que incluía a EE. UU., pero sigue siendo muy importante porque se encuentran Japón y otros países.

Sin embargo, ¿qué podemos hacer? Otra vez, mejorar la oferta exportable, así se abrirán estos mercados. Ese es el gran problema que tenemos: las puertas ya están ahí pero hace falta conocer más el mercado, que los empresarios viajen más, que nuestros académicos y estudiantes hagan lo mismo, y que conozcan sus idiomas, costumbres, idiosincrasia y a sus consumidores para aprovechar más ese gran mercado existente.

¿Qué más podemos tomar en cuenta?

Hay que tomar en cuenta el sector turístico también. Los chinos son los que más viajan en el mundo. Por ejemplo, el año pasado casi 130 millones de chinos viajaron; de ellos solo 35,000 llegaron a Perú.

Además sabemos que estos turistas son los que más gastan, y es por eso que debemos traer a más viajeros asiáticos. Para ello necesitamos no solo más vías aéreas, sino infraestructura.

Sobre el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), ¿avanza con la rapidez que merece?

El APEC para algunos es un poco lento. Y eso se entiende porque son 21 países muy diversos. En él están Estados Unidos y Japón, que son súper industrializados, más de 40,000 dólares per cápita. Caso contrario es el de Vietnam o Papúa Nueva Guinea, países con una gran población agrícola y con un producto bruto interno per cápita de 2,000 dólares o menos.

APEC se planteó tener en el año 2020 una zona de libre comercio en el Asia-Pacífico, pero no se logrará alcanzar. Por ello están haciendo iniciativas como el TPP y otras más.

¿Cuál es la finalidad de la APEC?

Los acuerdos en APEC se toman por consenso, no por mayoría. Así que tiene el mismo peso el voto de Estados Unidos —país más rico del mundo— que el de Papúa Nueva Guinea, uno de los más pobres.

Si bien la APEC busca que en todas las 21 economías se libere de las trabas al comercio de las naciones, también desea la cooperación económica y técnica. Y eso es algo que no lo hemos aprovechado.

Por ejemplo, podemos sacar ventaja de los grandes recursos, la capacidad y los adelantos que tiene Japón. En el desarrollo de recursos humanos, en el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, en la evolución de los sistemas tecnológicos o —en el caso de Taiwán— de los guías digitales. También tenemos el caso de China, respecto al desarrollo cada vez más importante de su estructura de transporte público y todo lo demás.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos