Connect with us


Reportajes

Elsa Galarza: Queremos una inversión limpia

Publicado

en

Anunció que se promoverá la inversión con visión de “crecimiento verde”. Elogió al flamante organismo Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles y su estrategia de participación ciudadana. Se refirió a los proyectos Las Bambas y Tía María.
“El Perú es un país minero y tenemos muchos pasivos que ha generado la minería en todo el país. Hemos entrado con una visión de ´crecimiento verde´, promover la inversión –para generar empleo–, pero una inversión que sea compatible con los criterios ambientes”, dijo la ministra de Ambiente, Elsa Galarza, a EMBAJADOR.

“Queremos una inversión limpia –agregó– y tenemos dos tipos de acción: una acción de fiscalización, y otra de certificación.

Hoy, todos los grandes proyectos de inversión tienen que pasar por el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), una instancia nueva que mantiene una independencia y que este año generó mecanismos de transparencia más sencillos, en términos; por ejemplo, de no tener esos estudios de impacto ambiental enciclopédicos, sino analíticos. Hemos pedido unos resúmenes ejecutivos que sean muy fáciles de difundir a las comunidades”.

Detalló que “Senace viene trabajando en una estrategia de participación ciudadana, en donde acompaña a la empresa en todo el proceso, inclusive con traducción al lenguaje de la comunidad, con todo un esquema profesional, para que se pueda dar la información con esas comunidades y sean entendibles”.

“El Senace –prosiguió- está trabajando fuerte en estos temas y de la mano obviamente con el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA). Este debe fiscalizar luego lo que el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) requiere”.

“Senace es nuevo, ya se le ha transferido todo lo que es minería, hidrocarburos y transporte, y estamos en proceso de transferencia todo lo que es agricultura y vivienda, construcción y saneamiento, los grandes proyectos de inversión”, dijo.
La ministra mencionó, asimismo, que Senace tiene que trabajar –con el sistema del Ministerio del Ambiente- con las propias empresas mineras, para generar lo que el Gobierno ha denominado
“adelanto social”, que supone una tecnología social propiamente dicha y una tecnología financiera.

“Lo que ha ocurrido –explicó– es lo que estamos viendo en todos los conflictos sociales: el 99% son conflictos con minería.

El problema es que la empresa actúa directamente con la población y cuando se rompe ese proceso de negociación, por distintos motivos, es que se da el conflicto y se voltea al Estado para pedir el apoyo”.

Puso el ejemplo del proyecto Las Bambas, que había realizado varios EIA, aprobados por el Ministerio de Energía y Minas y que al parecer no habían sido adecuadamente formulados, al igual que el de la carretera, aprobado por el Gobierno Regional.
“Lo primero que hicimos es ordenar los cambios en las operaciones –tuvo tres dueños– y las modificaciones del EIA y tener un solo instrumento de fiscalización. Presentarán una modificación del EIA en marzo para ser evaluado por el SENASE y tener este único documento. En esa lógica hay que hacer las cosas bien”, expresó.

De otro lado, al referirse al caso de Tía María informó que hay un tema social complicado: la comunidad no quiere a Tía María y por lo tanto el Estado no está en condiciones de imponer cosas, porque finalmente nadie gana con eso. “Se están trabajando temas de desarrollo, específicamente el tema del agua, y creo que cuando eso se solucione, se verá si nuevamente se pueden retomar las conversaciones entre la comunidad, empresa y Estado, para llevar adelante ese proceso”, finalizó.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos