Connect with us


Actualidad

Formando líderes a nivel internacional

El programa YLAI permite a sus participantes nutrirse de conocimientos para luego aplicarlos en sus startups. Perú tiene más de veinte egresados de la pasantía —en su mayoría mujeres— y trece que egresarán a fines del 2018.

Publicado

en

En la actualidad, las exigencias internacionales de preparación laboral hacen que las personas se capaciten constantemente. En este contexto se creó Jóvenes Líderes de las Américas, o Young Leaders of the Americas Initiative (YLAI), programa patrocinado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

La iniciativa está dirigida a pasantes de América Latina, el Caribe y el propio EE. UU. Inició su trabajo en el Gobierno de Barack Obama en el 2016 y lleva al momento 500 egresados, 250 por año. YLAI busca promover ideas de negocio para que sean aplicadas a las startups o proyectos de los participantes. También sirve como una gran ventana comercial porque les permite crear redes de networking con emprendedores e inversionistas estadounidenses.

El programa se desarrolla en distintas ciudades de Estados Unidos —ya sea universidades, incubadoras y organizaciones no gubernamentales— en donde se realizan actividades profesionales como asesorías con mentores expertos, programas de capacitación empresarial e interacción con especialistas en sus rubros.

Participación peruana

Desde los inicios de YLAI, Perú se hizo presente con jóvenes talentos que fueron en busca de un crecimiento profesional. De las más de 3,000 solicitudes presentadas, han logrado entrar al programa 28 peruanos y peruanas en los dos años que se lleva a cabo la pasantía. Para fines del 2018, el programa contará con la participación de trece peruanos más, quienes viajarán a Washington D.C. —entre octubre y noviembre del presente año— para llevar sus cursos.

Los becarios son empresarios sociales y de negocios emergentes, pequeñas empresas, organizaciones no gubernamentales y entidades similares en los rubros de agricultura, energía limpia, consultoría, comercio electrónico, educación, alimentos y empoderamiento de mujeres y jóvenes, entre otros. Han participado personas de todo el país, de las cuales fueron seleccionadas postulantes de Cajamarca, La Libertad, Lima, Piura y Cusco, entre otras regiones.

Enriqueciendo experiencias

Del total de participantes, las mujeres son mayoría. Katherin Heras es cajamarquina, coordinadora de derechos humanos y género de Wiphala+, empresa social que se dedica a diseñar e implementar proyectos e iniciativas socioculturales, programas de fortalecimiento de capacidades y competencias, usando el arte y la cultura como instrumentos de transformación.

“Todos los aprendizajes positivos ganados en la experiencia de YLAI han servido para repensarnos como empresa social, como organización liderada por dos mujeres que en su diversidad se enriquecen para crear oportunidades y sumar en el desarrollo integral a nivel local y de país, en un marco de economías solidarias y mercados sociales”, afirmó a la revista EMBAJADOR.  Además sostuvo que gracias a este aprendizaje se han rediseñado como empresa, empoderándose más y estableciendo distintas estrategias de posicionamiento y visibilidad que les han ayudado a generar alianzas con otras organizaciones, especialmente con la sociedad civil.

Mujeres de éxito

Por su parte Bitia Chávez, cofundadora de Sinba —empresa consultora de proyectos ambientales— y también participante de YLAI, comentó que mediante el programa de pasantías profesionales adquirió conocimientos técnicos y pudo desarrollar habilidades para mejorar su empresa.

“La red de contactos, modelos de negocio y profesionales que tuve la oportunidad de conocer, permitieron que hoy en día pueda ofrecer mejores servicios con una visión global a partir de cambios locales”, indicó.

Asimismo dijo que viene trabajando paralelamente como coordinadora del concurso BioStartUp3G, en el cual comparte las lecciones aprendidas en YLAI con el fin de fomentar que más jóvenes hagan realidad el sueño de tener su empresa propia. Tanto Heras como Chávez recalcaron que el programa les dio lo necesario —profesional y personalmente— para mejorar sus negocios.

Rol femenino

Las empresarias reconocieron el esfuerzo de las mujeres a nivel mundial para lograr cambios significativos en el modo de pensar de las personas, pero también señalaron que aún hay trabajo por hacer para lograr la equidad.

“Hoy en día la mujer cumple diversos roles en la sociedad. Nos hemos abierto espacios en diferentes áreas con mucho profesionalismo, y somos motores de cambio. Por ello es necesario seguir fomentando el liderazgo, participación y toma de decisiones en diferentes áreas”, comentó Bitia Chávez.

Por su parte, la representante de Wiphala+ señaló que afortunadamente, por un lado, se está avanzando en el cierre de brechas, y que esto principalmente se ha logrado gracias al trabajo arduo y ambicioso de las organizaciones de base, sociales, ONG y aportes ciudadanos. Sin embargo, consideró que las mujeres aún no tienen un rol decisivo sobre sus propias vidas, sobre todo, por la violencia y discriminación injustificada que existe. “Pocas somos la privilegiadas de decidir libremente sobre nuestras ideas, creencias, argumentos y proyectos”, sostuvo Heras.

El trabajo de YLAI

La iniciativa estadounidense busca promover capacitaciones a emprendedores de América Latina y el Caribe. Gracias a YLAI, los becarios tienen la posibilidad de crear o acelerar el crecimiento de sus negocios o proyectos sociales.

Se capacita a los pasantes duran aproximadamente 45 días en Estados Unidos, donde se realizan dos cumbres: una para facilitar la asesoría, contactos y atracción de inversionistas; y la segunda —realizada en Washington D.C.— sirve como escaparate de sus proyectos. Esto les permitirá tener un apoyo adicional, inversiones y nuevos recursos a favor de sus iniciativas.

Una vez culminado el programa, los egresados pueden seguir capacitándose vía online y compartir sus logros en la Red YLAI.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos