Connect with us


Actualidad

Kofi Annan: Un eterno compromiso con la paz

A lo largo de su trayectoria fue reconocido por su incansable labor, desde la ONU, por un mundo más justo. Veló por los derechos humanos, la igualdad, la tolerancia y, en especial, por la paz mundial.

Publicado

en

El mundo diplomático estuvo de duelo en agosto. Perdimos a uno de los hombres más distinguidos: Kofi Annan, quien siempre se preocupó por el bienestar de las personas más vulnerables y por garantizar la paz en todo el mundo. Annan —sétimo secretario general de las Naciones Unidas— falleció a los ochenta años en Suiza, tras padecer una breve enfermedad.

“Nacido en viernes”

Annan nació un 8 de abril de 1938 en Kumasi, Ghana. Sus padres lo llamaron Kofi, que en twi y fante —lenguas de sus padres— significa “nacido en viernes”, día en que llegó al mundo.

En un principio estudió ciencia y tecnología en la universidad de su país, y luego viajó a Estados Unidos. Allí ingresó al Macalester College de St. Paul, Minnesota, a la carrera de Economía, mediante una beca que le otorgó la Fundación Ford. Posteriormente viajó a Ginebra para continuar sus estudios en el Instituto de Estudios Internacionales.

Ardua tarea

Al término de su formación ingresó a trabajar en la Organización Mundial de la Salud y en 1965 formó parte de la Comisión Económica Africana, para luego retornar a Estados Unidos y cursar la carrera de Administración de Empresas.

Tiempo después arribó a su país, en donde promovió el turismo, hasta que en 1976 fue contratado por la Organización de las Naciones Unidas. Por su gran desempeño fue ascendiendo de puesto paulatinamente. Ocupó el cargo de subsecretario general de Operaciones de Mantenimiento de la Paz, también el de secretario general adjunto, y luego, en 1997, fue nombrado secretario general de la ONU. Durante los años que estuvo al frente, su principal función fue reformar la institución, apoyar a la comunidad de África y luchar contra el sida.

En el 2012 la organización y la Liga Árabe lo designaron como mediador de la guerra en Siria, pero sus esfuerzos se vieron truncados meses después, a causa de las controversias entre las grandes potencias.

Reconocimiento internacional

El economista siempre destacó por su labor en beneficio de un mundo organizado y pacífico; por ello se le otorgó el Premio Nobel de la Paz, junto a la ONU, en el 2001. Durante su discurso de retribución señaló que había “intentado situar al ser humano en el centro de todo lo que emprendemos: de la prevención de los conflictos al desarrollo, pasando por los derechos humanos”.

Cinco años después, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas le expresó su profundo agradecimiento por sus constantes esfuerzos para encontrar soluciones a diversos conflictos.

De igual manera, en el 2016, recibió el Premio al Liderazgo de ONUSIDA por las notables contribuciones que hizo en beneficio de las personas afectadas por el VIH.

Triste desenlace

El pasado 18 de agosto, los familiares de Annan informaron, a través de su cuenta de Twitter, que el hombre de la lucha por la justicia acababa de fallecer tras una corta enfermedad. En el comunicado oficial se pidió “privacidad en este momento de luto”, no revelando mayores detalles.

Al pasar de los días la familia explicó que la causa de su desenlace habría sido un mal que contrajo cuando regresaba de Sudáfrica, después de acudir a la conmemoración del aniversario del nacimiento del líder de ese país, Nelson Mandela, en julio.

Annan fue hospitalizado en Ginebra y posteriormente trasladado en avión a un centro médico de la capital, Berna, en donde pasó sus últimos días.

Reacciones en redes

La triste partida conmovió al mundo entero, y conocidas personalidades no tardaron en expresar sus condolencias en las redes sociales. El secretario general de la ONU, António Guterres, fue uno de los primero en manifestar su dolor. “Kofi Annan fue una fuerza guía para el bien. Me uno al mundo en luto por su pérdida. En estos tiempos turbulentos y difíciles, su legado como campeón mundial de la paz seguirá siendo una verdadera inspiración para todos nosotros”, escribió en su cuenta de Twitter.

De igual forma, la Organización Internacional para las Migraciones posteó que “Hoy deploramos la pérdida de un gran hombre, líder y visionario, el ex secretario general de la ONU Kofi Annan”.

Por su parte Barack Obama escribió: “Kofi Annan era un diplomático humanitario que encarnaba la misión de las Naciones Unidas como pocos. Su integridad, persistencia, optimismo y sentido de nuestra humanidad común fueron sus grandes aportes a la comunidad de naciones. Mucho después de haber roto las barreras, Kofi nunca detuvo su búsqueda de un mundo mejor, e hizo tiempo para motivar e inspirar a la próxima generación de líderes. Michelle y yo ofrecemos nuestras condolencias a su familia y a muchos seres queridos”.

Homenaje en casa

Una semana después, la ONU —en Nueva York— organizó un emotivo homenaje a uno de sus mejores hombres que, según afirmó António Guterres, personificó los valores de la institución e hizo sentir orgullosos a sus colegas.

Durante el discurso, el actual secretario general, recordó la solidaridad del diplomático ghanés.

Sostuvo que su trabajo en diferentes oficinas y departamentos permitió que se relacionase con muchos colaboradores. Incluso aquellos que no lo conocieron personalmente han llegado a sentir un gran vínculo con él.

Guterres firmó un libro de condolencias que ha quedado abierto al público en la sede donde se realizó la ceremonia.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos