Connect with us


columna

La inclusión financiera como herramienta en la lucha contra la desigualdad

En los últimos años se ha podido presenciar diversas manifestaciones de disconformidad ciudadana con sus sistemas políticos, que en muchos casos han derivado en protestas sociales.

Publicado

en

Manuel Gerardo Talavera Calonge, Primer secretario en el Servicio Diplomático del Perú.

En los últimos años se ha podido presenciar diversas manifestaciones de disconformidad ciudadana con sus sistemas políticos, que en muchos casos han derivado en protestas sociales. Ellas se han producido tanto en países desarrollados como en países en vía de desarrollo. Se podría argumentar que el factor subyacente que fungió de catalizador, en muchas de ellas, más que la pobreza, fue la desigualdad. Un problema que afecta a la gran mayoría de países en el mundo.

En el caso del Perú también existe una desigualdad económica considerable y palpable en la sociedad. Si bien un porcentaje importante de la población ha logrado salir de la pobreza en los últimos 20 años, no estamos exentos de protestas sociales, especialmente con el surgimiento de nuevas brechas.

En tal sentido, es importante prestar atención a campos como el de la Inclusión Financiera (IF), que permite avanzar en la lucha contra la desigualdad y, mediante el cierre de brechas, nivelar la cancha y favorecer a los más necesitados. “Llegar primero a los que se encuentran más rezagados es la respuesta para no dejar a nadie atrás”, siguiendo el dogma de la Agenda 2030.

 

Instrumento de gran alcance

La IF viene cumpliendo un rol importante en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Además, es un campo con mucho potencial y su alcance para mejorar el bienestar de la población viene incrementándose exponencialmente, gracias a la implementación de nuevas tecnologías. Entre los avances tecnológicos que han impactado directamente a este campo se puede destacar el uso de teléfonos móviles para expandir el acceso al sistema financiero, especialmente en zonas rurales.

La exclusión financiera es más grave entre las poblaciones de menos recursos, especialmente en hogares rurales, los cuales componen el 70 % de la pobreza global. Todo ello cobra mayor importancia cuando aún, según cifras de las Naciones Unidas, 1700 millones de personas no cuentan con acceso a servicios financieros formales y cuando todavía existe una brecha de género importante, a pesar del incremento en los últimos años del número de mujeres con acceso a una cuenta bancaria.

El Perú no es ajeno a la importancia de la IF y ha venido ejecutando una Estrategia Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) desde el 2015. En ese sentido, es importante que nos mantengamos a la vanguardia de las políticas públicas, aplicando nuevas herramientas, incluyendo las relacionadas con Fintech, así como explorar las oportunidades que puedan ofrecer el big data y la inteligencia artificial. Aún hay un horizonte amplio por explorar.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos