Connect with us


Actualidad

París en alerta máxima por rebrote de la COVID-19

El Gobierno ha endurecido sus medidas para mitigar la propagación del coronavirus en la capital y sus alrededores, luego de que superaran los 250 positivos por cada 100 000 habitantes.

Publicado

en

Foto: AFP

París y tres departamentos a sus alrededores entran hoy en alerta máxima por la expansión de la COVID-19, tras haber rebasado todos los límites impuestos por el Gobierno y presentar una degradación notable de su situación sanitaria, según han informado los medios locales.
“La epidemia avanza demasiado rápido, tenemos que frenarla ahora antes de que el sistema sanitario quede desbordado”, afirmó el prefecto de policía de París, Didier Lallement, en la conferencia de prensa en la que se anunciaron las nuevas medidas, que tendrán una vigencia de dos semanas.
Esta severa medida llega porque la tasa de incidencia del coronavirus en la región de París es de 260 nuevos contagios por cada 100 000 habitantes desde el 28 de septiembre, y además un 36 % de las camas de cuidados intensivos de los hospitales en la zona están ocupadas por pacientes de COVID-19.
“Tenemos que evitar que la ocupación alcance el 50 %”, reconoció Aurélien Rousseau, responsable de la Agencia Regional de Sanidad de Isla-de-Francia. Por ello, el Ayuntamiento de París, la prefectura de policía, la agencia sanitaria y la de educación, enviaron el domingo un comunicado conjunto confirmando el anuncio de las nuevas medidas que inician hoy.
Entre ellas incluyen el cierre completo de los bares, mientras que los restaurantes podrán continuar abiertos bajo el “estricto cumplimiento” de un nuevo protocolo sanitario que se va a detallar el día de hoy.
Las universidades restringirán la asistencia física a sus clases en un 50 %, aunque las autoridades reconocen que el contagio entre estudiantes no se produce dentro de las aulas, sino en contactos sociales. Por eso, las fiestas universitarias quedan estrictamente prohibidas.
También cerrarán gimnasios y piscinas (salvo para actividades escolares), se prohíben todas las actividades en carpas. Los comercios limitarán la asistencia a un cliente por cada cuatro metros cuadrados de superficie, a fin de garantizar la continuación de la actividad económica.
Finalmente, se mantienen las prohibiciones ya existentes de que las reuniones en la vía pública no sobrepasen las diez personas o de no consumir bebidas alcohólicas o reproducir música en la calle, a fin de evitar aglomeraciones.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos