Connect with us


columna

Péru y África: Relaciones con un potencial futuro

El potente legado del África en nuestra sociedad (cultura, música y gastronomía) se encuentra vivo en la actividad cotidiana de todos los peruanos, “a veces aun sin percibirlo” como ha sido mencionado por el canciller Gustavo Meza-Cuadra…

Publicado

en

Embajador Nicolás Roncagliolo Higueras

Exembajador del Perú en Sudáfrica y Profesor de la Academia Diplomática del Perú “Javier Pérez de Cuéllar”

El potente legado del África en nuestra sociedad (cultura, música y gastronomía) se encuentra vivo en la actividad cotidiana de todos los peruanos, “a veces aun sin percibirlo” como ha sido mencionado por el canciller Gustavo Meza-Cuadra, durante la ceremonia con motivo del Día de la Amistad Peruano-Africana, llevada a cabo en la Cancillería en octubre del 2019 (revista EMBAJADOR, diciembre del 2019, Nº 20).

Ello nos induce a reflexionar sobre la importancia del África para nuestra región y de qué 4manera podemos acrecentar la presencia de nuestro país en dicho continente, caracterizado por los importantes cambios producidos en las últimas décadas, y cuyo crecimiento económico para el 2019 ha sido superior al 4 %, estimándose que para el 2020 será la segunda región que más crecerá en el mundo. Adicionalmente, debemos destacar que el 30 de mayo del año pasado entró en vigor el Área Continental Africana de Libre Comercio (AFCFTA) o Zona de Libre Comercio Continental, que constituye el resultado de la negociación de dicho instrumento de libre comercio entre los 55 miembros de la Unión Africana. La Comisión Económica para África de las Naciones Unidas considera que este acuerdo aumentará un 52 % el comercio intraafricano para el 2022.

NOVEDOSO ESQUEMA DE POLÍTICA EXTERIOR

En dicho contexto es oportuno rememorar el papel que jugó el Perú en el escenario internacional, especialmente a partir de la década de los setenta, cuando el embajador Carlos García Bedoya, a la sazón Secretario General de la Cancillería, elaboró un novedoso esquema de política exterior que al ponerlo en ejecución nos permitió lograr un importante liderazgo a nivel regional e internacional.

Con el África se establecieron coincidencias importantes en temas globales, en la medida que compartimos intereses comunes para afrontar la problemática del subdesarrollo. En tal sentido, coordinamos puntos de vista en el movimiento No Alineado y en el Grupo 77. Cabe citar, por ejemplo, la iniciativa tenida por el Perú de difundir la tesis de 200 millas, primero a nivel regional de América Latina, para luego salir al encuentro de los países del África y Asia, y el movimiento No Alineado que posee gran capacidad de convocatoria internacional. Ello permitió asegurar el éxito de la tesis que, con la ayuda de los países latinoamericanos, africanos y asiáticos, se logró plasmar en la Convención del Mar, conocida también como la “Constitución de los Océanos”.

Más adelante, con el entonces canciller Allan Wagner, le correspondió a nuestro país presidir la Conferencia Internacional de Sanciones contra Sudáfrica racista, celebrada en París, en junio de 1986. En el evento se creó el Fondo África y se otorgó un decisivo apoyo a la Independencia de Namibia, proceso que fue llevado a cabo con todo éxito por otro destacado diplomático peruano, el embajador Javier Pérez de Cuéllar, cuando se desempeñó como Secretario General de las Naciones Unidas. Como un homenaje a su trayectoria, deseo destacar que la labor que dirigió como Secretario General de la ONU para implementar la Resolución 435 que condujo a la ansiada independencia de Namibia ha sido considerada como uno de los trabajos políticos más difíciles de realizar para la organización mundial.

 AFRICA SUBSAHARIANA

En la actualidad el Perú posee tres embajadas en el norte de África: Argelia, Marruecos y Egipto. Sin embargo, en África Subsahariana —cerca de 50 países— solo cuenta con dos Embajadas: Sudáfrica —con concurrencia en Mozambique— y Ghana, embajada que comparte con los países de la Alianza del Pacífico y que no cuenta con representaciones concurrentes. No obstante los logros alcanzados por nuestras misiones diplomáticas, considero importante fortalecer nuestra presencia en el África Subsahariana ampliando la concurrencia del Perú desde Pretoria, en Zambia —donde hay 8 empresas y cerca de 400 connacionales trabajando en ellas— y en Botsuana, sede de la Comunidad de Desarrollo del África Meridional (SADC), y es gravitante para el comercio internacional de dicha zona. Finalmente, a la luz de lo expuesto precedentemente resulta indispensable también tener presencia permanente en el África Oriental, abriendo una Embajada en Etiopía, donde se encuentra la sede de la Unión Africana. De esta forma, nuestros diplomáticos que actualmente nos representan en Sudáfrica y Ghana se encontrarán en mejores condiciones  de promover los intereses del Perú en este promisorio continente.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos