Connect with us


columna

Recordando a Victorio Macho: Escultor del almirante Miguel Grau

Victorio Macho es un escultor español, nacido en Palencia —actualmente autonomía de Castilla y León, Palencia—, un 23 de diciembre de 1887. Ha sido calificado como el último gran escultor monumental del siglo XX, también como un escultor entre la tradición y la renovación.

Publicado

en

Francisco José Rodríguez Velasco, periodista español y vicepresidente de la Casa Regional de Palencia en Madrid.

Las vicisitudes políticas del primer tercio del siglo XX, particularmente en España, y la Guerra Civil española llevaron al insigne escultor a la emigración al término de la contienda, en 1939.

Después de un breve paso por Francia y Rusia, afincó su destino en América, en Venezuela, Colombia y muy especialmente en el Perú, donde vivió doce años centrales de su devenir vital, entre 1940 y 1952, para después regresar a España.

Esta peripecia fue fundamental en su vida. Y no solamente por el desarrollo de su profesión, sino también por el matrimonio en segundas nupcias con la limeña Zoila Barrós Conti.

Arte que trasciende

Entre su labor profesional en Hispanoamérica es destacable el monumento al gran Almirante Miguel Grau Seminario, encargo del Gobierno peruano, situado actualmente en el centro de Lima, muy cerca del Palacio de Justicia y del hotel Sheraton.

El suscrito, en más de dos meses de presencia, especialmente en Lima, procuró realizar una labor de difusión de la obra de Victorio Macho y de su elección migratoria al Perú, que se puede calificar como única, respecto al acontecer político posterior a la Guerra Civil en España. La mayoría de la emigración se situó en México (por la recepción del presidente Lázaro Cárdenas), en Chile (por la mediación del cónsul ante el Gobierno de la República, Pablo Neruda), y el caso casi único de Niceto Alcalá Zamora, expresidente de la República, en la Argentina peronista.

Victorio Macho participó en el concurso público profesional escultórico para realizar el monumento a Grau, compitiendo con el escultor peruano Luis F. Agurto y ganando la lid. Cabe destacar que el peruano había realizado en enero de 1940 el monumento al mismo Grau en Piura.

Monumento histórico

El presidente José Luis Bustamante y Rivero inauguró la estatua el 28 de octubre de 1946, en la plaza que desde entonces lleva su nombre. Es un bello conjunto de granito y bronce, en cuyo frontis se puede leer la leyenda: “A la gloria del almirante del Perú Miguel Grau”. Bustamante leyó en tal ocasión un discurso, de cuyos párrafos debo destacar: “La Armada del Perú cifra su orgullo en vuestra memoria y la Nación, espiritualmente congregado al pie de este monumento, os dice con acento de estremecida gratitud: ¡Gloria a vos, Almirante!”.

Continue Reading
Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

Síguenos